miércoles, 15 de abril de 2009

Epitafio



Adiós amigos:
Me voy un tiempo lejos.
Escribiré mis versos en la luna
y buscaré a mi amor en los luceros.


Me llevo en la maleta
recuerdos y alegrías
los momentos vacíos no los quiero.

Llene de amor mis días en la tierra
aunque a veces no supe comprenderlo.


Adiós amigos.
Esto no es un adiós, es hasta luego,
pues marcho confiada en el reencuentro.

Cuando este llegue,
visitaremos los mundos ignorados,
aquellos que formaron un día nuestro cielo
y que les dimos vida en nuestros sueños.


Adiós amigos,
esto no es un adiós, es hasta luego.
Porque pronto, muy pronto,
sin que seamos conscientes
de lo efímero y frágil que es el tiempo
volveremos a vernos.

32 comentarios:

Pilara dijo...

"Ni premisas
ni conclusión
tiene
el silogismo del tiempo.

La circunferencia
de donde hemos venido,
y a la cual iremos,
no tiene principio ni fin.

Nadie podrá decir
en qué curvas empieza
y en qué curvas termina
esa órbita.

De dónde proviene la Venida
ni la Ida para dónde va…"

Un fuerte y sentido abrazo desde la Fraga.

Hasta siempre.

fra miquel dijo...

Te vas?
Tanto tiempo esperando un nuevo poema y lo escribes para decir que te vas...!
Seguiré abriendo tu blog para no perderme tu vuelta
Hasta pronto, pues.
Un abrazo

Tomás Montero dijo...

Sigue escribiéndo, aunque sea en la luna. Tu poesía es necesaria. Ya iremos a leerla.

Pedro dijo...

Aunque no te conocia, cada vez que vea la Luna, me acordare de ti.
Hasta siempre

SaiZa dijo...

Esperaba tus nuevos poemas, pero este sin duda me deja petrificada y muy triste. Que grande eres Carmina y que generosa que hasta para despedirte nos regalas tus hermosos versos. Te seguiré en la Luna. Un beso y mi cariño para tu niña Eva.

Missis Brillet dijo...

Un largo silencio

en el corazón me queda.

Ya no podré verte sentada

junto a la chimenea.

Noches de oviembre.

¿Qué soledad es ésta?.

La gasa de la noche,

se extiendió sobre tu puerta,

y con su mano fría,

te arrastra hasta el olvido.

Pero yo jamás podré olvidar

tu mirada castaña y perdida.

En mi alma solitaria

de tu ida sentida,

La noche ha caído.

ya no soy yo,

ya no eres tú.

Dónde estás. Dímelo.

marisa dijo...

Alli donde estan muchos de los que queremos nos veremos.

NOs quedaran para siempre, tus ojos.

Anónimo dijo...

Carmina se fué, pero estará siempre con nosotros. Sus sentimientos plasmados en esta obra que quiso compartir nos enseñarán como poco, a intentar ser mejores, y la lección que nos ha dado escribiendo su despedida, también nos enseñará a ser más fuertes, como lo ha sido ella hasta el final. Gracias Madre nunca te olvidaremos.
Adolfo

Anónimo dijo...

Dicen, que una persona no muere mientras su recuerdo siga en nuestra memoria. Tus versos escritos desde lo mas profundo de tu corazon sera nuestro recuerdo y el recuerdo de tus nietas.
Y aun asi no se como llenar el Vacio que has dejado.
Gracias Mama
Juan.

Malvís dijo...

No te detengas, querida amiga.

Porque cuando ya parezca que has naufragado para siempre en los ciegos meandros de la luz, tú volverás a beber aún en la desposesión oscura, en donde sólo nace el sol radiante de la noche, ya que los que, como tú, subís hacia ese sol, jamás podrán deteneros. E irás de comienzo en comienzo, por comienzos que no tienen fín.

Y aunque jamás haya tenido la suerte de ver tu rostro ni acariciar tus manos, jamás podré olvidar que de ellas salieron tus bellos poemas con los que nos ayudaste a transitar los momentos difíciles.

Mi Fraga, nuestra Fraga, querida Carmina, no se vestirá de luto, porque ya por siempre estarás en ella. Y cuando salgas a buscar amores en los luceros, tendremos las noches más estrelladas.

...Por siempre, Carmina

Baruk dijo...

Carmina, me fui a dormir teniéndote en mi mente y hoy mi primer pensamiento ha sido para ti.

Tanto que hablabamos de ese lugar en el tiempo donde poder construir los sueños y ahora tu formas parte de ellos.

Agradezco la fortuna que me acerco hacía ti y conservaré siempre tus valiosas y dulces cartas.

Ha sido un honor que nos acompañaras un trocito del camino. Te echaré de menos.

Un beso Carmina,

Anónimo dijo...

Ya te has ido de vacaciones, ya estás más allá de la luna, del sol y de los luceros, ¿te fue fácil encontrar la inmensa luz?, tienes razón, tu partida es sólo un ¡hasta luego!. Cuando acabe mi curso, cuando me examine del último examen, cuando me den las vacaciones, buscaré también la inmensa luz y, te volveré a encontrar, hablaremos de muchas cosas que se nos quedaron aquí, muchas cosas de tu gran saber, de tu sensibilidad y grandeza espiritual, de tantas cosas que no nos ha dado tiempo..., eres y serás donde estés, una gran maestra en todo lo que te has propuesto, has enseñado todo lo que sabías, has dado de ti todo lo que tenías, y... cuando empiece el próximo curso y nos toque retornar, espero tener la suerte de volver a encontrarte en el andar por este camino tortuoso, fatigoso y difícil, volver a ver tus ventanas llenas de plantas y pajarillos desde las mías, volver a compartir nuestra preciosa nietecita de ojos azules llenándonos de sonrisas y alegrías.
Descansa ahora en la paz etérea y en la luz sin fin, donde todo es sublime, donde todos los seres son amor, donde no existe ni el odio, ni la envidia, ni la venganza. Esperame, que recogeremos energías y fuerzas de la inmensa luz, y así cuando retornemos podamos subir el siguiente escalón.
Un abrazo con toda el alma de
Pilar

Melusina dijo...

Esperaba tus versos, tu dulzura, tu transparencia , tu humildad, Ese regalo que nos hecho a todos de ti misma. Y me encuentro con tu despedida. A tu estilo, suave , serena, llena de esperanza y ternura. Asi eres, Carmina y asi serás para siempre.

Lo primero ha sido pensar que se va anotar mucho tu hueco en esta pequeña familia de blogueros, Y luego he comprendido que ahora , que has entregado todo, estaras muy cerca de cada uno hasta que nos volvamos a encontrar.

Cada vez que mire la luna te recordaré, nos encontraremos alli.Y mientras tendremos tu blog y tus poesias , que siempre oleran a flores.

Un gran abrazo para ti y para todos los tuyos.Melusina

Syr dijo...

Dices que te vas, amiga, a un lujar lejano. Y pienso que la distancia es como el viento, que apaga los fuegos pequeños, pero que alimenta, más y más, los importantes incendios.

Tú supiste prender la chispa de nuestros corazones y ahora, Carmina, un profundo incendio de admiración y amor los devorará hasta nuestra partida o hasta tu regreso, porque, en definitiva, tú no has hecho sino anticiparte a nuestro reencuentro.

Salud y románico

maría dijo...

Carmina,es posible lo que voy viéndo,no tú no te has ido,sigues con nosotros,con tus poemas y tus recuerdos no podemos olvidarte nunca.
Me ha causado una sorpresa por
que no sabía nada de lo que estaba
pasando,
No he podido darme cuenta antes lo que llevabas en tú ser,una fuerza interior,que has demostrado hasta en tú último momento Descansa en paz maría

bett/ dijo...

Hola Eva, muchas gracias por transmitirme esas palabras me encontré con Carmina en mi luna y en mis viajes... me quedo con el recuerdo y la alegría de que disfrutaba de mis ciudades entonces la veremos allía en cada una de ellas un abrazo muy fuerte , cada poema es una delicia .... bett

Baruk dijo...

En un día como hoy te recuerdo. Seguimos echándote de menos.

Malvís dijo...

Nos quedamos esperando tus versos como regalo de Reyes. Pero ahora caigo, Carmina, que estás entretenida en tu poemario para entregárnoslo completo y encuadernado, el día de nuestro reencuentro.

Nuestra Fraga te echa de menos.

Malvís dijo...

Hace ya un año
que te espero, compañera;
que en mi aliento
quiebra la espera.
Y, mientras tanto,
busco tu recuerdo
en un mar de guirnaldas
donde tú fuiste, siempre,
la flor primera.

Con tu partida,
el silencio quebró
y la materia de la poesía
dejó de ser sonido
para ser transparencia.

Regresa, Carmina
a nuestros días sencillos
con esa dicha de tus ojos.
Abandona el primer paraíso,
que debemos seguir
los lugares amados;
que te tenemos que mirar
esas aves de los días
que van y vienen,
y tu plenitud ilumina.

emar dijo...

Baruk, Malvís, vuestras palabras llegan siempre puntuales como una caricia. ¡Gracias! Un beso grande. Eva

Baruk dijo...

Es un recuerdo sincero.

Otro beso para ti, Eva.

Malvís dijo...

Sólo abandonaste
el primer paraíso.

Debes seguir.

Siempre contigo
los lugares amados
que me iluminan.

Otra Navidad sin tí,
pero siempre estarás en nosotros.

Feliz Navidad, Carmina

Malvís dijo...

Nos sigues faltando, amiga. Y aunque ya se cumplen dos años de tu sentida ausencia, sé dónde acudir a tu cita.

¿ Quizá porque los ecos de tu poesía duermen aún en el cielo que nos une y, a la vez, nos separa?.

Anónimo dijo...

Gracias por mantener vivo el recuerdo de nuestra Madre, la cual sin duda sonríe acunada en la Luna Creciente. Esa misma Luna que tan maravillosas letras la inspirase, y que noche tras noche y ciclo tras ciclo ilumina con su serena y distante paz nuestro cálido recuerdo.
Dos años sin tí y aún no hemos aprendido a sobrellevarlo, No dejes nunca de inspirarnos...
Adolfo

Malvís dijo...

En la desesperanza y en la melancolía de tu recuerdo, Carmina, mi corazón se abreva. Amiga del alma, hacia la tierra mía, por los floridos valles de tus poemas que antaño nos regalaste, mi corazón te lleva.

Que tengas una feliz Navidad

Malvís dijo...

Han pasado tres años, que parecen siglos y aún sigues hablándonos, incansable, desde lo oscuro y desde el silencio en la soledad. De esa misma boca, que ahora calla, sigo oyendo tu voz de creer.

Mis recuerdos, Carmina

Anónimo dijo...

Ya han pasado tres años.
Parece mentira, que la vida siga su curso dejando solo el recuerdo de las personas que parten.
Me encantaria poder creer que llegara el dia en que nos encontremos. Que esta vida es solo un pequeño espacio de tiempo para algo mejor.
Mientras mirando a la luna pensare en todo lo que perdi un quince de Abril.

"El agua cada año quema menos"

Malvís dijo...

En mi belén, compañera del alma, no faltarán ni el buey ni la mula. Tampoco en mi corazón, por lo que en vida nos diste, me faltará tu recuerdo.

Besos, Carmina

Anónimo dijo...

Hoy mas que nunca, necesitamos tu luz en forma de estrella, que nos ilumine el camino.
Hoy y el mañana son dias para recordar el ayer.

sigo pensando en ti.

Malvís dijo...

Cuatro años hablando sólo pero para tí, me hacen considerar que más que a tu memoria, hablo a una compañera en el largo camino de la vida. Y es que, aunque no te llegué a conocer, sigo echando de menos la luz y el brillo de tus ojos y tus siempre amables poesías. Me gustaría que estuvieras aquí, pero es lógico que un alma como la tuya, prefiera los paraísos.

SYR Malvís dijo...

El día quince te esperaré, Carmina. Tenemos muchas de qué hablar y tu poemas pendientes de recitar. No importa el tiempo ni la distancia porque el sentimiento es imperecedero y mientras exista un hálito de Vida, tu habitarás en él.

Anónimo dijo...

Que podría decir para expresar lo que siento. Es difícil sonreir, cuando solo tienes nudos en el alma. Sólo tu desde donde estes puedes entenderlo.

Desde tu lugar en las estrellas, cuida de ella.